El GarageLAB es un espacio de creación conjunta en el que los principales protagonistas son los alumnos y donde se llevan a cabo una serie de metodologías activas, cuyos principios se darán a conocer a los profesores y alumnos en una serie de formaciones y talleres prácticos. Los GarageLabs trabajan con una metodología educativa basada en Design Thinking y en Aprendizaje por Proyectos. De esta forma, los alumnos podrán poner en práctica sus propias ideas para atender a cuestiones de su entorno que les preocupan, tendrán espacios para reflexionar, investigar y generar ideas, deberán ser capaces de organizar el trabajo en equipo, comunicarán sus logros y se sentirán con la capacidad de enfrentar nuevos retos tanto dentro como fuera de las aulas.

Herramientas metodológicas en las que se sustenta el GarageLab

1. Cocreación de un entorno de aprendizaje: transformar el aula en un GarageLab

El primer paso es el de crear el ‘garage’, reconstruir el aula en un espacio maker co-diseñado y construido por los propios alumnos y profesores, en el que se trabaja a través de metodologías colaborativas y se afianza el uso de herramientas de diseño y construcción. Se trata de un espacio flexible, adaptado a las necesidades del alumnado que nos brinda múltiples opciones para desarrollar dinámicas grupales o trabajar de manera transversal.

2. Design Thinking

Design Thinking es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar respuesta a las necesidades reales de los usuarios. Esta metodología ofrece un apoyo en el proceso de creación y ayuda a llevar a cabo el aprendizaje basado en problemas o proyectos de forma organizada.
Esta metodología ofrece un marco ideal en el que apoyar el proceso de creación en el GarageLab y será la base que los alumnos seguirán desde la generación de la primera idea en la que centrar el proyecto de aprendizaje que llevarán a cabo, pasando por la construcción hasta la evaluación final y el proceso de compartir su aprendizaje.

3. Aprendizaje basado en proyectos (ABP)

En la metodología ABP los alumnos llevan a cabo un proceso de investigación, aprendizaje y creación que culmina con la respuesta a un problema o la creación de un prototipo. Los proyectos han de ser diseñados de forma que a través de ellos el alumno incorpore los contenidos y competencias correspondientes a las materias de su curso académico. Esta forma de trabajar implica que el claustro trabaje de manera conjunta diseñando itinerarios de aprendizaje.

4. Cultura del aula “GarageLab”

El proyecto se encarga de formar a los docentes en creación y fabricación digital, ofreciéndoles un primer contacto con la filosofía Fab Lab, el contexto maker, la representación de proyectos mediante programación y software 2D/3D, así como su posterior fabricación física a través de tecnologías de corte láser, prototipado electrónico e impresión 3D. La intención de GarageLabs es que los docentes tengan la teoría, práctica y herramientas que les sirvan como marco estructural para impartir clases y generar sus propios contenidos docentes. Así, el papel del formador será el de crear las condiciones para la creación en lugar de proporcionar un conocimiento ya hecho.

Con el fin de establecer una cultura de aula y de aprendizaje dentro del GarageLab que permita a profesores y alumnos construir juntos su aprendizaje, haciendo un buen uso del tiempo y siendo efectivos, se trabajarán técnicas y dinámicas para lograr un progreso en los resultados generales de los alumnos.